Décimo Quinto Día: Jueves 7 de mayo de 1953

17794-R2-85-85
En este día un inmenso gentío participó de los rosarios y otros actos religiosos que se celebraron en el sitio de la aparición, ya que los niños alegaban ver la Virgen todos los días. Muchos de los peregrinos van a los sitios provistos de envases para recoger agua teniendo que permanecer en fila por varias horas para poder llegar hasta el pozo. Siguen sucediéndose los milagros como en días anteriores.

Millares de personas de todo Puerto Rico se preparan para venir al Barrio Rincón el 25 de este mes para presenciar el anunciado milagro de la Virgen.

Las niñas de la escuela Lola Rodríguez de Tió del Barrio Rincón de Sabana Grande, quienes afirman que ven a la Virgen, han dicho que la Virgen hará un gran milagro ese día y que se hará visible a todas las personas. Personas notables de toda la Isla que han venido en romería al Pozo aseguraron que en todas partes se aprestan para venir a Rincón el día 25. Algunos opinaron que en tal fecha debiera cerrar todo el comercio.

El lugar donde el niñito Juan Ángel Collado alegó vio a la Virgen por primera vez se ha convertido en santuario, donde los peregrinos depositan ramos de flores, especialmente blancas, y de noche, todo el lugar se ve cubierto de velas encendidas.

Por otro lado, en la escuelita, una de las niñas videntes anunció a sus compañeros: “Por ahí vienen la Virgen y los ángeles, vienen por el camino”, después de lo cual, como movidos por un resorte, los tres niños que ven a la Virgen se incorporaron para recibirla.