Sexto Día: Martes 28 abril de 1953

17794-R2-44-44

Con motivo de la aparición de la Virgen, las clases en la escuela Lola Rodríguez de Tió en el Barrio Rincón de Sabana Grande quedaron prácticamente interrumpidas. La profesora del plantel informó que durante los últimos días se le imposibilitaba conducir sus clases ya que los niños no prestaban la debida atención a sus enseñanzas, se mostraban intranquilos, mirando hacia el sitio donde se suponía apareció la Virgen y que a la vez gritaban: “Por ahí viene la Virgen, allí está la Virgen”, mientras señalaban hacia el lugar donde Juan Ángel Collado la vio el jueves 23 de abril de 1953.

Un día como hoy, los niños alegaron que la Virgen había entrado y estaba en el salón de clases. Se hallaban presentes allí la Sra. Consuelo Sanabria, el Sr. Alberto Sanabria y la Sra. Judith Irizarry de Sanabria.

Informó también la maestra que en el momento cuando los niños decían que la Virgen estaba sentada en la silla del escritorio de la maestra, Consuelo Sanabria intentó demostrarle lo contrario a los alumnos, y uniendo la acción a la palabra, intentó sentarse en la silla. Cuando se acercó, dicen los niños que la Virgen se levantó y la señora Sanabria dijo que “sintió como un escalofrío.”

Muchos más signos irán aconteciendo, gracias a la fe de los presentes y al Plan de Dios con la presencia de la Virgen del Pozo en nuestra tierra.