Vigésimo Octavo Día: Miércoles 20 de mayo de 1953

17794-R2-71-71

Una inmensa muchedumbre en Mayagüez felicita a la dama mayagüezana Doña Nora Freyre de Del Valle, cuando en este día llega procedente del Pozo de la Virgen en el Barrio Rincón de Sabana Grande a su residencia caminando por sus propios pies y desprovista del sillón de ruedas que usó por ocho años. Cuando se difundió la noticia que la dama, desde ocho años paralítica, había recobrado su salud después de haber sido desahuciada por la ciencia, amigos, familiares, vecinos y un gran público de Mayagüez corrieron al hogar de Doña Nora a cerciorarse por sí mismos del “milagro”. Desde el momento del milagro, Doña Nora siempre le atribuye su curación al tomar el “agua del pozo de la Virgen” en Rincón.

Continúa gran afluencia de inválidos al Pozo de la Virgen en este día y se calcula que el próximo lunes, día 25 de mayo, la visita de peregrinos sobrepase 150,000 personas. La curación de Doña Nora Freyre ha causado gran asombro en todos los rincones de la Isla. El pueblo entero de Mayagüez aclama a Doña Nora y le felicita por haberse curado milagrosamente de tan terrible enfermedad.