cabecera_dolorosos

Se reza los días: Martes y Viernes

Rezar: EL SANTO ROSARIO – MISTERIOS DOLOROSOS

pdfDescargar Folleto en PDF

INICIO

GUIA: Ave María Purisima

TODOS: Sin pecado concebida.

GUIA: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor Dios Nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

TODOS: Amén.

OFRECIMIENTO

Virgen Santísima, purifica nuestros labios y nuestros corazones para rezar devotamente este Santo Rosario, el cual te ofrecemos, para que la Misión llegada de lo Alto en la Devoción a la Virgen del Rosario, sea esparcida en Plenitud en el mundo entero. Amén.

PETICIONES

Por la paz del mundo, la transformación de la humanidad, de los que están alejados de Dios y muy especialmente por los dirigentes de la Iglesia. Porque Nuestro Señor Jesucristo calme la naturaleza.

ACTO DE CONTRICIÓN

Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser Vos quien Sois y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido. Prometo firmemente nunca más pecar, apartarme de todas las ocasiones de ofenderos, confesarme, y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Ofrezco, Señor, mi vida, obras y trabajos en satisfacción de todos mis pecados. Y así como lo suplico, así confío en Vuestra divina bondad y misericordia infinita me los perdonaréis por los méritos de Vuestra preciosísima Sangre, Pasión y Muerte, me daréis gracia para enmendarme y perserverar en Vuestro Santo Servicio hasta el fin de mi vida. Amén.

MISTERIOS

1er Misterio. La oración de Jesús en el huerto.

2o Misterio. Los azotes que el Hijo de Dios padeció atado a la columna.

3er Misterio. Coronan a Nuestro Señor Jesucristo con espinas.

4o Misterio. Nuestro Señor carga la cruz camino del calvario.

5o Misterio. La crucifixión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo.

En cada decena

PADRE NUESTRO (Uno)

GUÍA: Padre nuestro, que estás en el cielo, Santificado sea Tu nombre.Venga a nosotros Tu Reino, hágase Tu volundad en la tierra como en el cielo.

TODOS: Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

AVE MARÍA (Diez)

GUÍA: Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de Tu vientre, Jesús.

TODOS: Santa María, Madre de Dios; ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

GLORIA (Uno)

GUÍA: Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo

TODOS: Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

JACULATORIAS

GUÍA: María, Madre de gracia, Madre de misericordia

TODOS: En la vida y en la muerte, ampáranos gran Señora.

GUIA: De la mano de María, el camino hemos de recorrer

TODOS: Que por las enseñazas de Jesucristo su Hijo, al Padre hemos de ver.

GUIA: Purísima del Pozo, Nuestra Señora del Rosario

TODOS: Ruega por nosotros.

GUIA: Ave María Purísima

TODOS: Sin pecado concebida.

PARA FINALIZAR EL SANTO ROSARIO

GUÍA: Oremos por la persona e intenciones de Su Santidad, el Papa Francisco, y tres Ave Marías para alcanzar de Dios, por intercesión de la Santísima Virgen, un aumento en nuestra fe, esperanza y caridad.

TODOS: Padre Nuestro…

GUÍA: Dios te salve María, Hija de Dios Padre, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de Tu vientre, Jesús.

TODOS: Santa María, Madre de Dios; ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

GUÍA: Dios te salve María, Madre de Dios Hijo, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de Tu vientre, Jesús.

TODOS: Santa María, Madre de Dios; ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

GUÍA: Dios te salve María, Esposa de Dios Espíritu Santo, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de Tu vientre, Jesús.

TODOS: Santa María, Madre de Dios; ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

GUÍA: Dios te salve María, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad.

GUÍA: Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo

TODOS: Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

SALVE

GUÍA: Dios te salve

TODOS: Reina y Madre de Misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve, a tí llamamos los desterrados hijos de Eva. A tí suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. ¡Ea, pues, Señora, Abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos! Y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

ORACIÓN A LA SANTÍSIMA VIRGEN

GUIA: Oh Madre

TODOS: Reina de nuestros corazones, abogada de los casos desesperados; Madre pura y compasiva; Madre del Amor Divino y llena de Luz Divina, pongo en tus tiernas manos el favor que hoy te pido.
Apiádate de nuestras miserias, de nuestros corazones, de nuestras lágrimas, de nuestras aflicciones y sufrimientos interiores. Acudimos a ti, para que por medio de tu Divino Hijo, Jesucristo, sean escuchados nuestros ruegos. Prometemos que al ser oídas nuestras súplicas, difundiremos tu gloria y propagaremos tu nombre, como Madre, Reina de nuestros corazones y Reina del Universo.
Te rogamos nos oigas postrados diariamente ante tu altar, donde diariamente nos das tantas pruebas de tu poder y de tu amor, consiguiéndonos la salud del alma y la del cuerpo. Jamás perderemos la esperanza en ti, oh Virgen Reina nuestra, pídele a nuestro Señor Jesucristo que nos cure, nos perdone y que perseveremos hasta el fin.
Oh Virgen, Reina de nuestros corazones, cúranos; en ti confiamos.
Oh Virgen, Reina de nuestros corazones, guíanos; en ti confiamos.
Oh Virgen, Reina de nuestros corazones, fortalécenos; en ti confiamos.

GUIA: Bendita sea tu pureza

TODOS: Y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea en tan preciosa belleza. A tí, Celestial Princesa, Virgen Sagrada María, te ofrezco en este día alma, vida y corazón. Mírame con compasión, no me dejes Madre Mía. Échame tu bendición todas las horas del día y también las de la noche, Virgen Sagrada María, que la recibo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.